viernes, 18 de abril de 2014

En Líbano: procesiones de Semana Santa en Beirut


El Crucificado apareció en un taxi. Lo precedía la música religiosa que salía de un aparato situado en lo alto del vehículo.  Ni nazarenos, ni bandas de trompetas y tambores, ni costaleros, ni penitentes, ni gente agolpada en las aceras. A mí, sentada en el velador de una cafetería, me pilló por sorpresa la procesión. La imagen del Cristo en la cruz seguida de la Piedad con su Hijo en los brazos recorrían en taxi las calles de Beirut y tras ellos una fila de coches adaptaban la velocidad al ritmo del desfile sagrado de la Semana Santa.



Procesión de Semana Santa. Beirut. Líbano

Edificios con las huellas de la guerra. Beirut. Líbano

Edificios con las huellas de la guerra. Beirut. Líbano

Edificios con las huellas de la guerra. Beirut. Líbano

Las calles de Beirut son fuente de sorpresas para los que, como yo, visitan por primera vez la ciudad. Junto a modernos bloques de pisos encuentras edificios en ruinas, heridos por las bombas y acribillados a balazos, testigos de conflictos pasados y recientes: la guerra civil que fue noticia periodística entre los años 1975 y 1990, las invasiones israelíes, los atentados políticos.
El Líbano es un país siempre al borde del próximo conflicto, por eso no es de extrañar que encuentres por doquier militares armados y tanques y soldados en los tejados de los edificios de la tristemente famosa Línea Verde, la calle de Beirut que marcaba la frontera entre las dos zonas en las que quedó dividida la ciudad en la guerra civil: la zona musulmana y la zona cristiana.

Iglesia en Beirut. Líbano

Iglesia en Beirut. Líbano

Mezquita Mohammad Al.Amin. Beirut. Líbano

A pesar de esta historia de guerras y violencia, las gentes de Beirut sonríen a la vida, disfrutan del aquí y el ahora, pasando una tarde en familia en el paseo marítimo o contemplando como cambian de color con la puesta de sol las llamadas Rocas de las Palomas que se encuentran metidas en el mar o sentados en un café árabe o en una cafetería al estilo francés o reunidos con los amigos en el Hard Rock o de compras en los centros comerciales donde se exhiben las grandes marcas.
Oriente y Occidente conviven bajo el tañido de las campanas de las iglesias y la llamada a la oración de las mezquitas.

Rocas de las Palomas. Beirut. Líbano

Centro Comercial. Beirut. Líbano 

Hard Rock. Beirut. Líbano

Hablando de Semana Santa, ¿Cuál es la que más os ha impresionado?

2 comentarios:

Que bonito es viajar dijo...

Muy curiosa la celebración de la Semana Santa, la música religiosa que salía no son saetas, ¿verdad? Me encantaría visitar este país, enhorabuena por el blog. Saludos.

Maria dijo...

No, no eran saetas. Gracias por leer el post y por tu comentario.

Publicar un comentario