lunes, 24 de marzo de 2014

En Marruecos: Serpientes en la plaza de Marrakech


Lo vi venir, adiviné sus intenciones y me escabullí entre la gente. El hombre del desierto se acercaba con la serpiente ondulándole en la mano y con una sonrisa chispeándole en los ojos dispuesto a colocar el reptil en los hombros de cualquier forastero incauto a cambio de unas monedas. No me gustan las serpientes ni en pintura y no estaba dispuesta a lucir una de collar por muy exótica que quedara en la foto. Opté por una huida atolondrada que me impidió tomar conciencia de que aquel sonido de flautas hacia el que me dirigía provenía de los encantadores de cobras. En un instante mi miedo convirtió la Plaza Yamaa el Fna en un nido de serpientes.



Plaza Yamaa el Fna. Marrakech. Marruecos

Plaza Yamaa el Fna. Marrakech. Marruecos

Plaza Yamaa el Fna. Marrakech. Marruecos

Plaza Yamaa el Fna. Marrakech. Marruecos

Y en realidad no es así, porque mirando a cualquier lado, este rincón de Marrakech es todo un espectáculo: domadores de monos, adiestradores de halcones, acróbatas, malabaristas, grupos de la zona cantando y tocando música con tambores, tatuadoras de henna sentadas en taburetes de plástico, mujeres que adivinan el futuro en la palma de la mano, bereberes que venden huevos de avestruz y piel de serpiente y camaleones y todo tipo de pócimas y ungüentos  milagrosos para curar cualquier enfermedad, contadores de historias rodeados de público local de todas las edades que escucha con interés, aguadores ataviados con traje rojo y gran sombrero, gente divirtiéndose con juegos como el de pescar botellas usando unos palos con cuerdas a modo de caña. Todo esto mezclado con tenderetes que sirven comida tradicional y puestos de zumos de naranja, de frutos secos, de especias, de caracoles… en un ambiente en el que se mezclan los turistas con la población local que tiene la plaza como lugar de ocio y encuentro.

Plaza Yamaa el Fna. Marrakech. Marruecos

Plaza Yamaa el Fna. Marrakech. Marruecos

Mezquita Kutubía. Marrakech. Marruecos

Entrada al Zoco. Marrakech. Marruecos

La Plaza Yamaa el Fna se halla a pocos metros de la Mezquita de la Kutubía cuyo alminar parecido a la Giralda de Sevilla se divisa a varios kilómetros y en su zona norte se localiza la entrada al enorme zoco, uno de los más grandes de Marruecos.
Por el espectáculo cultural que ofrece esta plaza, la UNESCO en 2008 la declaró Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
Habladme de plazas que os hayan llamado especialmente la atención.

6 comentarios:

Karmen de la Vega dijo...

Es una ciudad que al principio extraña pero que luego se entraña....además de estos rincones conocidos por todos os invitamos a conocer el Marrakech del día a día, no por cotidiano menos mágico...

Maria dijo...

Gracias por tu comentario. Marrakech bien merece una segunda visita.

Que bonito es viajar dijo...

Me encanta Marrakech, a tan pocas horas de avión, una manera diferente de entender la vida. También sirve Marrakech como base para ir a sitios muy interesantes como Essaouira y el kasbah de Ait Ben Haddou. Saludos.

Maria dijo...

Tienes razón, Marrakech es un buen punto de partida para conocer otros sitios tan interesantes como esta ciudad. Gracias por el comentario

Anónimo dijo...

Acabo de venir de ahi hace apenas 3 dias. He estado 4 noches. La plaza en si no tiene nada especial, tanto la plaza como la medina es una trampa de turistas que cada vez se degrada más. Seguro que antaño eran otra cosa pero hoy dia yo no logré encontrar nada realmente especial, nada de ese encanto del que todo el mundo habla, solo un intento continuo de engañar y estafar.

Lo de las serpientes es un espectáculo bochornoso. Antes de ir me informé bien sobre le asunto. Resulta que el maltrato es sistemático y clave para el espectáculo. A muchas serpientes no les quitan los colmillos, sencillamente les pegan la boca o se la cosen dejando solo espacio para que saquen la lengua, vital para ellas. Otras veces le arrancan los colmillos y las glándulas de veneno sin anestesia y en pésimas condiciones sanitarias, como es de esperar de un sitio asi.

Ahi se puede ver que las serpientes prácticamente yacen inertes. Es debido al dolor, a la deshidratación y la inanición. Una absoluta aberración. Cada vez que veia a alguien haciéndose la foto con la serpiente me daban nauseas. ¿Que puede haber de autentico, mágico e interesante en eso? Nada.

Lo de los monos y el resto de animales exactamente igual, una autentica pena y un arrebato de la dignidad del animal.

Jaemaa el Fna y la medina son una trampa de turistas salvo algunas excepciones. Lo autentico sospecho que se perdió hace muchos años.

Cualquier plaza de cualquier ciudad de China es mil veces mas interesante que esta.

María Díaz-Albo dijo...

Gracias por tu comentario, Anónimo. China es un viaje que tengo pendiente.

Publicar un comentario