domingo, 1 de junio de 2014

En Barcelona: Park Güell, ¿es un parque?


La montaña soñó con ser mar de olas gigantes e inclinó sus paredes y las rocas, para ayudarla a mantenerse en pie, adoptaron la forma de bosque de palmeras y surgieron caminos como grutas sostenidos por árboles de piedra y las setas se subieron a los tejados curvilíneos que brillaban al sol y la salamandra de lomo ondulado se adornó con los colores del mosaico y la serpiente zigzagueó alrededor de la plaza para quedar convertida en multicolor banco de cerámica. Y entonces nació un jardín al lado de una sala de blancas columnas estriadas que esconden en secreto el agua de la lluvia.
Y esto lo hizo Gaudí, el hacedor de sueños, dando vida al Park Güell.


Viaducto. Park Güell. Barcelona

Viaducto. Park Güell. Barcelona

Salamandra. Park Güell. Barcelona

Banco de la Explanada de la Naturaleza. Park Güell. Barcelona

Sala Hipóstila. Park Güell. Barcelona

Al entrar en el parque, la vida cotidiana de la ciudad desaparece y un mundo de formas y colores resuena en nuestro interior despertando las fantasías dormidas de la infancia.
A ambos lados de la puerta principal dos pabellones con tejados de líneas onduladas y cerámica de trencadís con figuras de setas coronando los tubos de ventilación, parecen la representación tridimensional de las ilustraciones de cuentos infantiles.


 Park Güell. Barcelona

 Park Güell. Barcelona

 Park Güell. Barcelona

Y subiendo una monumental escalinata encontramos, dividiéndola en dos, un surtidor con cabeza de serpiente, la salamandra de vivos colores y lo que algunos llaman un atanor alquímico aludiendo, según dicen, al interés que tenía Gaudí por la masonería y el hermetismo.
Sobre la escalinata aparece la Sala Hipóstila como un bosque de columnas estriadas por cuyo interior discurre secretamente el agua de la lluvia desde la Plaza de la Naturaleza hasta una cisterna situada en el subsuelo de la sala.
La enorme terraza, sobre la Sala Hipóstila, está rodeada por un largo banco serpenteante en colorido collage de cerámica y vidrio y su parte exterior es un friso con gárgolas y gotas de lluvia a punto de caer.


Serpiente. Park Güell. Barcelona

Salamandra , atanor y Sala Hipóstila. Park Güell. Barcelona

Friso. Park Güell. Barcelona

Los caminos son viaductos integrados en la montaña, sostenidos por árboles-columna hechos con piedra de la zona, excepto una de ellas que representa una mujer, una especie de cariátide que llaman la Lavandera.
Y en la parte más alta, desde el Turó de las Cruces, se divisan unas vistas magnificas de Barcelona, la Sagrada Familia, la Torre Agbar y el mar.
Y convertida en museo, encontramos la casa donde vivió Gaudí.


 Columna la Lavandera. Park Güell. Barcelona

Viaducto. Park Güell. Barcelona

Viaducto. Park Güell. Barcelona

Viaducto. Park Güell. Barcelona

Casa de Gaudí. Park Güell. Barcelona

Este espacio se inauguró como parque público en 1922 y fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984.
Habladme de vuestros parques favoritos.

2 comentarios:

Rosalia Flores dijo...

MARÍA!...ESTA FANTASTICO TU REPORTAJE, ME HICISTE VER AL PARK GÜEL A TRAVÉS DE LOS OJOS DE LA FANTASÍA Y LA ILUSIÓN ALBERGANDO EN MI CORAZON UNA MATRIX DE DESTELLANTES COLORES!!....FELICIDADES!!.

Maria dijo...

Gracias Rosalia por tu comentario. Ya sé que en tu recuerdo albergas también múltiples caminatas por el Park Güell.

Publicar un comentario